Abogado para concurso de acreedores

abogado para concurso de acreedores

Abogado para concurso de acreedores

Si hablamos sobre el concurso de acreedores, estamos hablando de una figura jurídica que sustituye a las tan famosas quiebras y suspensiones, reduciéndolas a un único procedimiento. La Ley Concursal, en su artículo 21 establece que se pueden clasificar en dos tipos de concurso, en función de quién lo inicie. Por tanto, nuestro abogado para concurso de acreedores diferencia entre concurso de acreedores voluntario y necesario.

Abogado para concurso de acreedores

Para que conozca la diferencia, el equipo de profesionales de Century Abogados ha redactado este artículo y le invita a continuar leyéndolo para clarificar algunas dudas que tenga.

Concurso de acreedores voluntario

El concurso de acreedores voluntario es aquel que se inicia a través del administrador o el Consejo de Administración de la empresa en cuestión. Este o estos, deciden iniciar voluntariamente el proceso y por ello acuden al Juzgado de lo Mercantil. Este acto, evidencia la voluntad para liquidar la empresa y en tal caso cerrarla. En caso contrario, se deberá llegar a un acuerdo con los acreedores, resolverlo, reducir las deudas y dar continuidad a la sociedad. Tal y como nos informa nuestro abogado para concurso de acreedores.

En aquel caso, en que el concurso de acreedores voluntario es instado por uno o varios acreedores, este pasa a considerarse concurso necesario. Este acto, tendrá un efecto probablemente sobre las facultades de administración y disposición del deudor respecto a su patrimonio.

¿Cuándo se puede declarar un concurso de acreedores voluntario?

El concurso voluntario podrá ser solicitado por los administradores dentro de los 2 meses siguientes desde que se tiene conocimiento de la falta de liquidez. Si se incumple con este palazo, los responsables de la sociedad podrían verse en la obligación de asumir las responsabilidades económicas y legales o ser acusado de dolo.

Es necesario tener en cuenta, que la Ley 38/2011 recoge que esta obligación de cumplimiento del plazo de 2 meses. Puede quedar suspendida 3 meses más si se da que el deudor ha comunicado al Juzgado de lo Mercantil. El comineo de negociaciones con los acreedores con el fin de llegar a una propuesta anticipada de convenio.

Ventajas de presentar el concurso de acreedores voluntario

La principal ventaja que deriva de la solicitud de un concurso de acreedores voluntario es que la sociedad tiene la opción de congelar el pago de los créditos con sus acreedores e iniciar un proceso de negociación con proveedores y bancos a fin de establecer la viabilidad futura de la actividad económica de la empresa. Es decir, da la opción de renegociar la deuda.

En el concurso voluntario los administradores podrán mantener, en cierta medida, la dirección de la sociedad. Es verdad que el juez, o en tal caso, el administrador concursal puede vetar algunas decisiones. Pero las facultades de administración de la actividad las mantiene. En caso de que el concurso de acreedores se inicie como necesario, quedarán suspendidas todas las facultades del administrador sobre la gestión de la empresa. Es decir, esta queda en manos totalmente de la administración concursal.

Si su empresa ha entrado en situación de insolvencia y está pensando en presentar un concurso voluntario, en Century Abogados nuestro  puede acompañarte durante todo el proceso. No es fácil enfrentarnos a la crisis económica en la que se encuentra el país después del COVID-19 y si la solicitud de un concurso de acreedores voluntario es la alternativa, es mejor no perder el tiempo.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.